‘Rasgad Los Corazones, No Las Vestiduras’